HASTA EL GORRO!

Estoy de acuerdo con que todo vuelve, la ropa, la decoración, los complementos… ahora lo llaman estilo “retro” o “vintage” y la verdad es que no está mal. Eso de darle a un objeto antiguo un nuevo uso actual, volver a utilizar antiguas herramientas o tapizar una butaca de época con un estampado moderno…eso está muy bien pero también soy de los que piensan que la innovación es necesaria siempre que sea para evolucionar y mejorar lo que ya hay. pelo plancha

En peluquería ha habido una gran evolución en cuanto a coloración, técnicas y herramientas. Yo llevo mucho en esto de los pelos, como siempre digo ” eché los dientes en una peluquería” y he visto muchas cosas pero no todo lo que sale nuevo vale. Me parece muy bien que cada salón tenga su filosofía, su esencia, pero el trabajo hay que hacerlo bien sea cual sea la técnica, el producto o los medios… si se hace, se hace bien! Y aquí quería yo llegar…

Para hacer un peinado como unas ondas al agua por ejemplo, las podemos hacer como la antigua escuela con un peine, unas pinzas y los dedos o con herramientas más actuales como las stylers. Mi opinión personal es que en cuanto a peinado se refiere, el trabajo artesano tiene un encanto especial, como la comida a fuego lento en la cazuela o en el microondas, se nota no?

Sin embargo, si hablamos de color es diferente ya que la industria de la coloración ha evolucionado enormemente en los últimos años ofreciendo mejoras en las texturas, los olores y las fórmulas. En este aspecto estoy más abierto a las novedades. Por esto no concibo eso de utilizar antiguas técnicas para color cuando hay opciones mejores y más precisas como ocurre con las famosas mechas “con gorro”. A día de hoy en algunos salones ofrecen aún esta técnica para el color como si de algo chic se tratara cuando es un sistema algo sucio y nada preciso ya que no se ve donde va el reflejo y no queda tan ajustado a la raíz. La primera vez quizás no se aprecie, pero las sucesivas irán dejando el cabello manchado. Para las que no sabéis en qué consiste, se trata de utilizar un gorro de goma que tiene pequeños agujeritos por donde se van sacando con una aguja como de ganchillo finos (o no tan finos) mechones de cabello que posteriormente se embadurnan con el producto aclarador y se deja actuar. Puede que sea una técnica más rápida pero la verdad un poco dolorosa sobretodo si el cabello es largo ya que se puede enredar al sacarlo por los orificios del gorro. Además, este sistema limita en cierta forma las opciones de color ya que no te permite combinar diferentes tonos de reflejo o coger canas puntuales de la melena para camuflarlas. El método de papel de plata que es el que desde siempre he utilizado yo y el que se emplea en mi salón, es a mi parecer el más acertado a día de hoy porque es limpio, ordenado y permite personalizar el color adecuándolo a la clienta según sus gustos y necesidades, que es de lo que se trata no?

Si eres de las que tienes muy claro el tipo de reflejos que quieres llevar y además te gusta disfrutar en la pelu sin dolor debes optar por los reflejos con papel de plata…  y olvídate del gorro!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s