“CONTOURING” CAPILAR

He estado un tiempo perdido por aquí pero es que ahora además del salón estoy liado con diversos cursos de novedades y tendencias y además imparto clases de Asesoría de imagen personal en la Universidad Francisco de Vitoria por lo que el blog lo he tenido que aparcar un poquito aunque ya tenía ganas de volver por aquí.

Hoy quiero dedicar el post a un tema que está muy de moda y habréis escuchado últimamente: el contouring. Se trata de modelar o esculpir el rostro con maquillaje de manera que se cambian los rasgos faciales como óvalo, pómulos, nariz, frente… Está basado en jugar con luces y sombras en el rostro y así se potencian unos rasgos y se corrigen otros. En mi caso voy a hacer lo mismo pero con el cabello, es decir moldear tu rostro sin bisturí sólo dando forma al pelo.

Voy a daros unas pautas para que vosotras mismas os reconozcáis y sepáis qué estilos de peinado y corte os pueden favorecer más según las forma de vuestro rostro.

tipos de rostros

Cuando veis en las revistas fotos de celebrities con looks que os encantan me pedís lo mismo, pero os quedáis sólo con el peinado o el corte sin reparar en la forma de cara de la persona… y eso es fundamental para que sea favorecedor. El cabello tiene que sumar no restar!

Todas sabréis que el rostro ovalado es el considerado como perfecto por la armonía de sus medidas pero somos pocos los que cumplimos esos cánones de belleza 😉  A este tipo de rostro le favorecen prácticamente todos los estilos. No os preocupéis porque el cabello es vuestro aliado y si tu rostro es redondo, cuadrado o alargado puedes corregirlo con un corte de pelo o un peinado adecuado.

Para que entendáis mejor de lo que hablo os voy a poner referencias de rostros conocidos porque no todas las guapas de la tele tienen los rasgos perfectos pero se ven favorecidas por su melena.

¿Eres de cara redonda? Tranquila no eres la única, ¿conoces a la actriz Christina Ricci? Pues es el ejemplo perfecto de este tipo de rostros y podéis ver como el cabello es un factor super importante en su imagen. Te recomiendo que huyas de recogidos enteros con todo el cabello retirado de la cara. El objetivo en este caso es estilizar el rostro en especial la zona de las mejillas y que el cabello tape parte de la frente y los laterales de la cara para crear ese efecto ovalado.

¿Tu rostro es más bien cuadrado? No te preocupes, seguro que eres el prototipo de Brad Pit! Ese tipo de rostro lo podéis ver en Angelina Jolie u Olivia Wilde entre otras, y está marcado por unos rasgos angulosos y mandíbula prominente. En este caso lo principal es suavizar los rasgos y alargar ligeramente el óvalo facial cubriendo con cabello la zona de la mandíbula para romper ese ángulo. Un flequillo no excesivamente tupido o ligeramente abierto también favorece en estos casos.

¿Tienes la cara alargada? Que no cunda el pánico, sube el volumen a tu cabello! Este es el caso también de la itgirl Sarah Jessica Parker y en estos casos la característica principal es la verticalidad y estrechez del rostro por lo que evita los lisos infinitos porque lo pronunciarán más. Utiliza medias melenas onduladas a la altura del mentón o melenas con volumen que rellenen los laterales del rostro. Apuesta por la raya en medio o flequillos largos y evita cortes desfilados que enmarquen el rostro, mejor capas más enteras.

 

También existen los rostros triangulares, ya sea en forma de triángulo o triángulo invertido. En cualquier caso son rostros caracterizados por unas facciones descompensadas entre la frente y la barbilla. Si tienes una frente amplia evita los recogidos altos o peinados con volumen en la zona superior. Por el contrario si la zona más ancha es la parte de la mandíbula evita cortes rectilíneos principalmente a la altura del mentón. Aquí os muestro a dos actrices con este tipo de facciones para que veáis cómo cambia el rostro según el peinado que llevan.

Para terminar otro tipo de rostro es el conocido como diamante en el que los pómulos son la parte más prominente de la cara mientras que la frente y la barbilla son más estrechas. Yo no lo veo algo negativo pero sí se puede compensar más el rostro con el corte de pelo de manera que lo llevemos hacia el óvalo. El objetivo es reducir el ancho de la zona de los pómulos para suavizar su angulosidad. Suele ser muy favorecedor un flequillo que de volumen a la zona de las sienes. En la actriz Halle Berry podéis verlo perfectamente.

Y ahora, con qué cara te has quedado!! 😉

Anuncios