¿ACEITE? SÍ, GRACIAS.

img_3110

Hace unos años cuando escuchabais hablar de aceite para el pelo se os ponía la carne de gallina a más de una y sobretodo si os lo ofrecían como producto de peinado o acabado. Pero ahora la cosa ha cambiado y estamos en un momento en el que los aceites capilares son un básico para el cuidado y mantenimiento de las melenas, incluso indispensables para algunas cabelleras conocidas.

img_3392

El tema de los aceites, tanto para el cabello como para la piel, siempre ha provocado algo de controversia. El mercado cosmético capilar ha dado un paso en cuanto a nuevas texturas, siempre los aceites han estado presentes como parte importante en la composición de mascarillas y acondicionadores, pero eran tratamientos que formaban parte del lavado nada de productos de tocador sin aclarado. Era impensable poner un aceite en el pelo y peinarlo dejándolo suelto y brillante ya que solían ser densos y dejaban muchos residuos engrasando y ensuciando el cabello.

Hoy en día esto es posible ya que las fórmulas son más ligeras y específicas para la fibra capilar por eso se reabsorben consiguiendo penetrar en el interior del cabello. Las funciones de los aceites capilares son hidratar, nutrir, reparar y proteger. Hay muchos tipos de aceites capilares en el mercado: coco, argán, aguacate, oliva, karité… todos son buenos y van a aportar nutrientes y vitaminas al cabello e incluso al cuero cabelludo, lo que se traduce en un refuerzo de éste, pero deberás encontrar el que más se adapte a tu tipo de cabello y el que mejor responda a sus necesidades.  Yo he hecho una selección de los que considero os pueden resultar más efectivos ante las preocupaciones más demandadas.

El aceiimg_3390te de coco, es el más ligero de todos los aceites capilares y tiene un uso como acondicionador de raíz a puntas y también desinfectante como el vinagre blanco. Puedes aplicarlo en el cabello húmedo, templado tras unos minutos en el microondas y envolver la melena con una toalla húmeda caliente a modo de mascarilla intensiva. Déjalo 20 minutos y luego acláralo enérgicamente.

El aceite de argán, conocido como “oro líquido“, tiene innumerables propiedades y beneficios para el cuidado del cabello con efectos espectaculares. Sus ácidos grasos esenciales son necesarios para la regeneración de tejidos. Este aceite favorece a la producción de queratina que se traduce en un fortalecimiento y resistencia de la fibra capilar. Muy recomendable para cabellos rizados o muy secos ya que además de nutrirlos ayuda a eliminar el encrespado. Utilizándolo a largo plazo se apreciará la recuperación total de la melena ya que es un tratamiento no sólo un producto cosmético.

img_3395

Aceite de argán

Aceite de oliva, el padre de todos los aceites, excelente hidratante que aporta elasticidad al cabello además de ayudar eliminar la caspa. Contiene peróxidos naturales por lo que su uso continuado puede producir un ligero aclarado del tono en el cabello.

El aceite de romero tiene una acción estimulante en el cuero cabelludo activando la circulación. Es ligero y limpia el cuero cabelludo de residuos e impurezas por lo que no obstruye el folículo piloso y favorece al crecimiento del cabello evitando la pérdida de éste.

Es muy beneficioso para enfermedades del cuero cabelludo. El romero es una planta ideal para prevenir y combatir la aparición de canas prematuras, ya que tiene propiedades que ayudan a profundizar las tonalidades oscuras. No se recomienda para cabellos claros.

Aceite o manteca de karité, obtenida tras un largo procedimiento en el que las nueces son descascaradas, secadas, aplastadas y hervidas.  img_3391La manteca de karité para el cabello es un producto muy hidratante que sirve para mejorar la textura y proteger del sol. Tiene muy buenas propiedades aplicada en el pelo liso y rizado, ya que ayuda a mejorar la forma y dar mayor suavidad. Contiene grasas naturales que provienen de un árbol africano. Referida como la manteca milagrosa, tiene propiedades nutritivas y regeneradoras aplicándola en forma de mascarilla, tanto para la cara como para el pelo. Si se te cae el pelo, la manteca de karité es un buen aliado de los  cabellos dañados.

Independientemente del aceite que elijas, su éxito dependerá de que hagas buen uso de él, es decir:

-Utilizar una cantidad adecuada dependiendo del tipo de cabello, mejor poner poco ya que siempre hay tiempo para añadir más. Menos es más, unas gotas en la palma de la mano y caliéntalo frotándolas para aplicarlo en la melena.

Aclarar el cabello abundantemente tras el lavado para eliminar el exceso y que no quede la melena apelmazada.

– Aplicarlo en la parte de la melena necesaria, raíz, medios o puntas dependiendo del uso que quieras darle o tus necesidades específicas.

No recomiendo dejar el aceite toda la noche mientras duermes ya que acabará en la almohada y puede engrasarte la raíz, sobre todo si tu cabello es fino, y también puede pasar a tu rostro y producirte exceso de grasa.

-Puedes poner tu aceite en la ducha sólo o combinado con la mascarilla y dejarlo actuar unos minutos a modo de mascarilla intensiva.

-Como truco, puedes utilizar unas gotitas de aceite con el cabello seco para eliminar el encrespado. Antes de peinar lo aplicamos para pulir que quede más sellada y brillante la melena.

No tengas miedo, encuentra tu aceite y aliña tu melena con vitaminas 😉

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s