LOS SIETE PECADOS CAPILARES

pelo-largo

Muy a mi pesar las melenas XXL están cada día más presentes en la calle y veo grupos de chicas que parecen pertenecer a algún tipo de secta donde les imponen ir a todas con el mismo pelo. Reconozco que en algunos casos una melena larga puede favorecer y verse bonita pero muy a menudo veo melenas largas, dejadas, quemadas y con puntas abiertas… y eso no es bonito ni actual.

Yo siempre digo que si quieres dejarte el pelo largo tienes que llevarlo bien, y no me vale lo de que ahora se lleva el efecto deshecho, messy o deslavado… una melena larga hay que cuidarla todavía más porque se castiga mucho la punta, cuando la desenredáis, al dormir por el roce con la almohada…

En mi opinión una melena llega a un límite a  partir del cual ya no me parece funcional ni estilosa y en muchos casos esa estupenda cabellera que tanto esfuerzo te ha costado conseguir acaba la mayor parte del tiempo recogida en una coleta o moño.

Si aún así apostáis por una melena “pantojera” os cuento los siete pecados capilares que se suelen cometer y debéis corregir:super long hair

1.- SOBERBIA: cuanto más crece más quieres sin mirar si esta sano, si te favorece y si te quita mucho tiempo mantenerlo. Quieres ser la que más largo lo tiene, o la que más rubia está… Sanea tu melena periódicamente y corta lo que sea necesario para que gane en calidad. Sé práctica y mira si realmente te favorece, el cabello debe sumarte no restarte.

2.- AVARICIA: deja de comprarte productos, aparatos y artilugios para tu cabello que luego no utilizas nunca. Invierte en lo verdaderamente necesario para tu tipo de cabello y utilizado como te recomiende tu estilista. Hay unos básicos para mantener tu melena a raya que no deben faltar en tu baño: productos de hidratación, de peinado y de protección.

3.- LUJURIA:  No te dejes llevar por el placer de lo cómodo, lo fácil o lo rápido como irte a dormir con el pelo húmedo, llevar siempre un peinado tirante, usar productos sin aclarado, no lavarte el pelo si está sucio o no proteger tu cabello de los aparatos de calor como las planchas son malos hábitos que desembocan en problemas capilares. Presume y disfruta de tu cabello secándolo después de lavarlo, desenredándolo bien y peinándolo adecuadamente porque ¿Sabías que el cepillo deja más brillante el cabello? ¿Qué mejor placer que lucir una melena 10?

4.- IRA: No lo pagues con tu pelo. El cabello se ve afectado por muchos factores de tu día a día, las prisas con el aclarado, mal lavado frotándolo excesivamente, desenredados a lo bestia desde la raíz en lugar de empezar por medios y puntas o abrasarlo con el secador al secarlo. Si tu pelo está mal, indisciplinado o rebelde algunos días es porque no lo tratas como se merece. Mímalo!

5.- GULA: No te obsesiones con tu pelo hasta el punto de que lo sobrecargues de productos o tratamientos. Pon poca cantidad de champú o acondicionador y aclara tu melena abundantemente, un buen lavado es un buen aclarado. Cada cabello tiene unas necesidades y en muchos casos menos es más. Si utilizas buenos productos para el cuidado del cabello y lo mantienes sano no necesitaras “empachar” tu melena con pócimas que al final la saturan y la asfixian restándole brillo y naturalidad.

6.- ENVIDIA: “pelo veo, pelo quiero” ¿Te encanta la melena de Jennifer Aniston? ¡Y a quien no! Pero tienes que asumir las limitaciones que tiene tu pelo. No todos los cabellos pueden llegar a cierta longitud, muchos se debilitan y se parten dJennifer.jpge manera que las puntas se ven pobres y quebradizas. Otros tienden a encresparse y requieren de más tiempo de peinado. Otros no tienen cuerpo o volumen y necesitan todo tipo de productos que le den sujeción porque sino el peinado no les aguanta nada… No sufras por no tener el pelo de la vecina de en frente y sácale todo el partido al tuyo, os aseguro que se puede pero con ayuda de un profesional, os recomiendo uno? 😉



25proscons-copy7.- PEREZA
: ¡
Esto sí que no! Si quieres tener una melena diez te lo tienes que currar. Eso de que “no tengo tiempo por las mañanas para peinarme“, “me lo recojo porque me da pereza el secador“, “es que me lleva mucho tiempo secarlo“, “me da pereza aclararlo con agua fría“… no me vale. No todas tenéis la genética capilar de Jennifer Aniston o Eugenia Silva por lo que debéis asumir que tener una melena de portada cuesta un esfuerzo y sacrificio pero es muy satisfactorio porque te ves guapa y ganas en autoconfianza.

Y si has pecado, ponte a trabajar para la absolución de tus pecados o tu pelo será condenado y nunca podrás presumir de melena sana y bonita.

¡El que avisa no es traidor!

 

MANOS A LA OBRA

MANOS A LA OBRA

Una frase que escucho muchas veces de boca de mis clientas es: ” A mi en casa no me queda igual” a lo que yo les contesto: “Es que si te queda igual me retiro!!” 😉

mujerespeinandose_herramientas

La verdad es que yo abogo por un estilo muy natural y no soy muy de peinados elaborados o cortes que requieran trabajarlos para que queden bien… soy más de wash & go. Si hay algo que caracteriza mis cortes es que son duraderos y no necesitan casi peinarlos, pero también hay que tener en cuenta que utilizando las herramientas adecuadas en casa el resultado será más profesional y te costará menos trabajar tu cabello.

Os voy a dejar aquí algunas herramientas que os aconsejo tener en vuestro baño para que a la hora de peinaros en casa consigáis mejores resultados:

secador_pelo_herramientasSECADOR: Es una de las herramientas imprescindible en vuestro baño o tocador. Pero no cualquiera, uno con potencia ya que acortaréis el tiempo de secado y no necesitaréis tantas pasadas con el cepillo. Los de uso profesional son de 2800w aprox. y los hay en formato compacto que no pesan y son muy manejables además que os durará muchos años.

Además de tener un buen secador tienes que saber utilizarlo adecuadamente para sacarle todo el partido. Si tu objetivo es alisar, seca la humedad de tu cabello desde arriba para aprovechar la potencia del aire y así vas trabajando tu cabello con los dedos. Finalmente, utiliza un cepillo para dar forma o pulir la melena y lo acompañas con el secador. Cuanto más plana sea la boquilla del secador más fácil te será peinarte porque el aire sale más direccionado hacia el pelo. Si tu cabello es rizado u ondulado y lo quieres es dejar tu onda natural cámbiale la boquilla a tu secador y utiliza un difusor redondo a velocidad lenta para que tus ondas queden más definidas y menos encrespadas.

PEINES: recomiendo utilizar un peine de pala con púas de madera para desenredar el cabello cuando esté húmedo, no parte el cabello y esta tarea se hace más agradable. Recientemente han aparecido en el mercado unos cepillitos de plástico con púas muy finas que facilitan el cepillado en mojado y en seco, evitan la rotura de la fibra capilar al desenredar además de dar brillo y suavizar el cuero cabelludo, el secreto está en la disposición y tamaño de las púas.

cepillo_pala_madera cepillo_desenredar

Para desenredar el cabello en la ducha os recomiendo tener siemprepeine_pua_ancha ahí un peine de púa ancha para pasarlo suavemente por las puntas cuando apliquemos el acondicionador. Esto os ayudará a distribuir el producto mejor y desenredar la melena sin castigar tanto el pelo así cuando lo vayas a secar no está tan enmarañado. Ten en cuenta que al frotarlo y masajearlo durante el lavado se enreda más sobre todo si tu cabello es fino o rizado.

CEPILLOS: yo personalmente recomiendo utilizar para peinar los cepillos redondos de madera y cerdas de jabalí ya que no dañan la fibra capilar y aportan más brillo al cabello. También os digo que cuesta más trabajo peinar con este tipo de cepillos que con los metálicos o térmicos. Para vosotras en casa los cepillos térmicos os hacen más fácil la tarea pero vuestro pelo sufre más porque al ser metálico se calienta mucho algo que por un lado agiliza el trabajo pero por otro puede quemarte el cabello y más aún si le dais más calor de la cuenta. El resultado de un peinado con cepillo de madera es más natural aunque como en todo en esta vida para gustos colores. En cuanto al tamaño os recomiendo tener uno mediano o grande si tienes el pelo largo.

cepillo_redondo_grande

RULOS:  Si tienes el cabello largo, fino o te gusta el volumen viene bien que tengas en casa algunos rulos para darle más volumen a tu melena. Según como los coloques te servirán para levantar sólo la raíz o para marcar y dar forma. Después de secar la melena te puedes poner algunos en zonas puntuales donde quieras dar un extra de volumen como la coronilla y dejarlos mientras te arreglas, te maquillas o te vistes. Si no tienes mucho tiempo te aconsejo que les des calor con el secador para marcar y a continuación aire frío para fijar.

Hay diferente tipos y tamaños de rulos para las diferentes melenas como los rulos calientes entre otros pero en casa creo que os serán más prácticos los de velcro que no necesitan pinzas y no pesan.

STYLER O PLANCHA: Hoy en día después del boom de las planchas de pelo casi todas tenéis una en casa aunque tengo que decir que no todas son fiables para el cabello. Es una buena herramienta para ayudaros a ir más peinadas en vuestro día a día ya que si no sois muy habilidosas con el cepillo, la plancha os da un toque más cuidado y pulido a la melena de manera sencilla. Una buena styler os aporta brillo y no os quema el cabello ya que tienen un sistema que controla la temperatura adecuada para el cabello sin sobrepasarlo en ningún momento además del material de las placas que facilitan su deslizamiento. Si eres de las que las utilizas a diario deberías plantearte invertir en una por la salud de tu cabello.

Además de tener buenas herramientas de peinado en casa también os pueden ayudar mucho los productos de tocador o styling para conseguir un acabado más profesional, me refiero a un serum (sellar puntas), una laca suave (fijar y aplacar los pelitos nuevos cortos), unos polvos texturizantes (para manejar los cabellos cortos y cambiarlos) o una espuma de hidratación (para definir rizos y ondas) dependiendo de lo que necesite tu melena. Puedes consultar a tu peluquero que te recomiende la mejor opción para ti.

Y dicho esto… manos a la obra! 😉